TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

4 de septiembre de 2016

Descifrando Películas: Más allá de la Vida




A pesar de que no soy un fanático de las películas dirigidas por Clint Eastwood, debo admitir que me sorprendió ver como alguien al que relacionaba a películas de vaqueros rudos, malos y feos se encargaba de un tema esotérico por excelencia: el más allá.

La forma en que se ha preocupado de la historia, la sensibilidad que ha mostrado para acercarse al mundo de los médiums y el tema de la muerte me ha parecido serio y solemne, con una elegancia que me ha dejado realmente boquiabierto.

TRES HISTORIAS Y LA MUERTE COMO HILO CONDUCTOR


La trama de Más Allá de la Vida es simple y consta de tres historias inicialmente paralelas. Hasta que se cruzan la vida de una periodista que estuvo a punto de morir en un tsunami y que experimentó una experiencia paranormal, la vida de un médium que tiene la capacidad de conectar con los muertos y la vida de un niño que ha sufrido la muerte de su hermano y que busca desesperadamente una forma de comunicarse con él.

Eastwood elabora una danza llena de sincronías en dónde diversas circunstancias van uniendo a estos tres personajes y en dónde se profundiza en el perfil de cada uno de ellos. La periodista ya no es la misma y busca un nuevo sentido a su vida, el médium busca deshacerse de su don y el niño desesperado no se rinde y es capaz de hacer lo inimaginable para encontrar a alguien que le ayude a conectar con su hermano muerto. Cada uno de ellos se encuentra en un sitio distinto y en situaciones de vida distintas, como metáfora social en dónde personas de distintas clases parecen unirse por un tema común como es la muerte.

LA BELLEZA DEL MÁS ALLÁ


No quiero hacer mucho spoiler ni adelantar mucho de la historia pero no hay que ser muy astuto para darse cuenta que cada personaje busca algo que el otro tiene, lo que llevará a construir la trama en dónde Eastwood propone la idea de la muerte como un puente trágico que puede de forma positiva unir a las personas no solo con un fin solidario sino también romántico. Por eso y por varias razones más recomiendo ver esta película: por la osadía y refinación que ha tenido el amigo Clint para meterse en un tema que para muchos es sinónimo de cuentos chinos y estafa pero que en realidad oculta algo más allá que vale la pena mirar.


Otros análisis de películas que podrían interesarte:


La Llegada (The arrival) AQUÍ.
Desayuno con diamantes AQUÍ.
El amor tiene dos caras AQUÍ.
Sexto Sentido AQUÍ.
Cloud Atlas AQUÍ.
Más análisis AQUÍ.


No hay comentarios:

Publicar un comentario