TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

8 de febrero de 2017

Los terroristas del tarot



TAROT Y EXTREMISMOS

 

Cada cierto tiempo, en el mundo del tarot, uno se suele topar con personas que han adoptado determinada baraja o sistema de interpretación con tanta profundidad y pasión que se han olvidado por completo del concepto de variedad. Por lo mismo, rechazan otros conceptos, barajas y definiciones, señalándolas como impuras.

A este tipo de personas yo les llamo Terroristas del Tarot. Porque su actuar se parece mucho al extremismo que podemos ver en determinadas creencias que pretenden imponer a sangre y espada una verdad que según ellos es la única verdad. Estos personajes no son muy simpáticos y sus aires proféticos dignos de un fanático no sientan muy bien en los demás. 




En lo personal, pienso que el problema no es que sean unos incomprendidos al borde de la depresión sino, justo a la inversa. Son ellos los que no comprenden que el resto de personas pueden ver las cosas de una manera distinta e igual de válida

 

 COMO PERDER EL TIEMPO CON UN TERRORISTA DEL TAROT


Hace un tiempo atrás me gustaba hablar con estos terroristas para entender su perspectiva. Pero con el tiempo me di cuenta que estaba perdiendo mi tiempo.

Esto, porque en la mayoría de casos estas personas no se comunicaban para negociar y buscar un punto en común sino para convencerme de su verdad a toda costa. Entonces, como a mi no me apetecía ser evangelizado gratuitamente, al cabo de unos minutos ponía punto final a la conversación para así evitarme el dolor de cabeza siguiente.

Ese era mi actuar hasta un tiempo atrás. Pero ahora he notado que ha habido una evolución que me parece altamente beneficiosa. He perdido la paciencia por completo.

Sí, así tal cual. Me di cuenta que en realidad estaba siendo muy condescendiente con este tipo de personas que suelen ser precisamente las que más parecen agotar y distorsionar las conversaciones civilizadas.

Fue entonces cuando se me encendió la bombilla mental y entendí que el ejercicio que hay que hacer con estos personajes es cortales la cabeza al instante y de un tirón. De forma metafórica, por supuesto.

De esta forma y al igual que un samurai,  corto la cabeza del susodicho, que es probable que siga hablando consigo mismo.

Así, yo me ahorro una conversación intrascendente y aprovecho mi tiempo en otras cosas. Como desarrollar los temas que me interesan y que tienen que ver con el tarot y el aspecto científico con el que me gusta abordarlo.


NO A LOS TERRORISTAS DEL TAROT


Siempre miraré con escepticismo a quienes tratan de imponer una verdad como única, explicando dudosos inicios históricos del tarot, dotando a determinada baraja de un misticismo o poder sobrenatural que la hace superior a todas las demás o mejor para interpretar lo que sea que ellos crean se deba interpretar.

Siempre dudaré de aquellos que dicen tener la única verdad, menospreciando la verdad del resto.

Así mismo, me mantendré abierto a quienes lo están y que buscan debatir con altura de miras, mostrando la misma flexibilidad de pensamiento que yo les puedo ofrecer.

Los terrotistas del tarot tendrán que seguir su ruta por otro lado y el mismo derecho que tienen ellos de existir lo aplicaré yo para mandarlos a la mierda.

NOTA


La carta de portada es el As de Espadas de la baraja de Marsella, que transmite mucha fuerza y rigor, algo necesario para concentrarse en lo que realmente importa y pasar de todo aquello que no es útil, cortando cabezas en dónde sea necesario.


Otros artículos que podrían interesarte:

La desnudez de la razón en la selva de la intuición AQUÍ.
¿Porqué algunos tarotistas no quiere mirar el futuro? AQUÍ.
El caballero de copas y el príncipe azul que no llega AQUÍ.
El loco y la búsqueda de uno mismo AQUÍ.



No hay comentarios:

Publicar un comentario