TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

29 de mayo de 2017

Descifrando Películas: Magia a la luz de la luna



A pesar de que Woody Allen no es uno de mis directores favoritos, tiene películas que realmente he sabido apreciar. Esas que han tocado puntos que tienen de alguna forma algo que ver con mi vida o mi entorno.

Así, La Rosa Purpura del Cairo se ubica entre mis preferidas junto con Magia a la Luz de la Luna, una comedia romántica que esconde un contexto mucho más profundo referido a la lucha constante entre el escepticismo y la magia.


UN ESCÉPTICO VERSUS UNA VIDENTE


La trama cuenta la historia de Stanley Crawford, un mago especialista en desenmascarar a videntes y mediums que es llamado por un amigo que le pide ayuda para investigar a una bella joven llamada Sophie, autoproclamada espiritista y adivina que se encuentra en la casa de una lujosa familia que asombrada con sus capacidades se desvive por ella.

Stanley, entusiasmado y empujado por su desprecio a lo que él llama charlatanes, acepta el reto y viaja con su amigo a la casa de la familia en dónde la belleza de la chica atravesará lentamente su sentido común. Sin embargo, el duro escepticismo de Stanley resistirá y trasformará esta historia en una interesante lucha entre la razón pura y el mágico mundo de Sophie que le ofrece una nueva perspectiva de la vida.


MI IDENTIFICACIÓN CON LA PELÍCULA


Esta película me toca de cerca, precisamente por mi actividad cercana al mundo esotérico en dónde, además, practico un fuerte sentido escéptico. Tengo un poco la actitud de Stanley, de profesión mago, que busca a través de lo racional las respuestas a sus más grandes reflexiones.

Por lo mismo, no he podido evitar verme proyectado en la película con las mismas dudas y cuestionamientos que el protagonista, cayendo rendido por momentos frente a lo inexplicable y todo aquello que aparece a los ojos con el enigmático encanto que Sophie representa.
 
Sin embargo, Woody Allen desarrolla su película de una forma ingeniosa, exponiendo el vaivén que todo incrédulo puede sufrir, cuando de investigar la magia se trata. Describe, también, esa atracción por las ideas menos racionales que con sutileza y engaño pueden derrotar al más fiero de los científicos. Con todo esto, y sin hacer spoiler, se puede decir que Allen no describe a perdedores y ganadores en esta historia, sino la importancia del amor.

¿Stanley desenmascará finalmente a la espiritista y adivina? ¿Que es lo que verdaderamente hace Sophie?

Preguntas con respuestas claras, especialmente en los diálogos finales de la película, en dónde el director se luce con ingeniosas líneas que exponen la paradoja sin vergüenza y el frágil equilibrio entre lo racional, la estafa y el amor.


CONSEJO PARA VISIONAR LA PELÍCULA


La película es pausada y exige mucha atención en los diálogos, para saborear el inteligente debate entre razón y magia que el director nos presenta.

Ambientada en la rivera francesa y con un estilo clásico, sorprende lo irreverente y crítica que puede ser, dejando entrever el lado más sarcático de un Woddy Allen, que aunque algunas veces me parece soso, aquí expresa toda su fuerza por sobre todo en el discurso y en la exposición de lo ridículo versus la inevitable gravedad de los sentimientos.

Especialmente recomendada para escépticos, tarotistas, videntes, mediums, espiritistas y personas relacionadas de alguna u otra forma al mundo esotérico.

La película está disponible en la plataforma Netflix.
Para leer otras sinopsis y análisis de películas haz clic AQUÍ.



No hay comentarios:

Publicar un comentario