TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

27 de marzo de 2018

Cuando el Tarot es como una lucha de Karate

Karate Kid


Una vez oí a alguien decir que las lecturas de tarot eran como una lucha de karate, en dónde se enfrentaban la obligación de decir la verdad del tarotista y la resistencia a oír esa verdad por parte del consultante. Tiene sentido la metáfora considerando que a veces te encuentras con personas que acuden a ti buscando confirmación a sus propias visiones y verdades más que una exposición de la realidad pura y dura.

EMPIEZA LA LUCHA Y NO HAY ARBITRO


Llega un momento en el que ese tipo de consultante explota y sufre una profunda catarsis al ver que su muro de creencias ha sido derribado por un mazazo de realidad, entonces intenta atacar o defenderse ante la amenaza. En ese punto una lectura de tarot puede volverse tensa e incómoda para ambas partes pero si esa situación es bien canalizada puede transformarse en una excelente oportunidad de desarrollo emocional para el consultante. En casos así, el tarotista debe comprender que esos puñetazos y patadas energéticas que recibe no son para dañar sino que responden a un viejo patrón de comportamiento que ha emergido desde las sombras de su psique, tal cual como lo haría una persona poseída por energías o instintos desconocidos que le hacen comportarse de forma agresiva con los demás.


KARATECA Y TAMBIÉN EXORCISTA


Es cierto que hay un poco de karate en esto del tarot, cuando debo esquivar los puñetazos y las patadas sin perder de vista el cariño y contención que debo dar al consultante. Hay que ser empático también, para entender que hay emociones actuando desde lo más profundo. Energías que se manifiestan para pedir reconocimiento y comprensión.


Otros artículos que podrían interesarte




  • Medium tarotista atiende cientos de llamadas al día AQUÍ.
  • ¿Influye en algo si el tarotista es hombre o mujer? AQUÍ.
  • ¿Por qué las personas buscan a un tarotista? AQUÍ.
  • ¿Tarólogo o tarotista? AQUÍ.
  • Más artículos AQUÍ.









No hay comentarios:

Publicar un comentario