TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

17 de junio de 2018

El tarot ¡vaya timo! - Un libro recomendable



Es la segunda vez que me hablan del libro El tarot ¡vaya timo! y me lo prestan para echarle una ojeada. Las personas que me lo han facilitado lo han hecho con cierta decepción y lanzando algunos dardos contra el autor. Seguramente ofendidos por el ácido pero objetivo análisis que se hace en el libro.

EL TAROT ¡VAYA TIMO! - RESEÑA



El tarot ¡vaya timo! es un libro escrito por Javier Cavanilles, reconocido por su blog Desde el más allá, sección que pertenece además al periódico español El Mundo. Y aunque sus escritos pueden levantar más o menos ampollas en el público, lo cierto es que rezuman coherencia. 

El libro se acerca muchísimo a la verdad y no me sorprende que a algunos colegas les resulte tremendamente desagradable. Especialmente en las partes en donde extrae de cuajo cualquier conexión mística y/o espiritual con las cartas. 

Sin embargo, el autor no trata de evangelizar sobre la historia o el funcionamiento de las cartas. Hace algo mucho mejor. Coge los hechos y pruebas inalterables y nos las muestra, con paciencia y dedicación. 

No hay nada que diga sobre los inicios del Tarot que no hayan dicho antes los grandes historiadores como Thierry Depaulis o Michael Dummet, que han dejado claro que las cartas no son más que un juego y que luego, al pasar por manos de los ocultistas en el siglo XVI adoptaron ese carácter místico y esotérico que les caracteriza

No hay que olvidar que la época de oro de lo ocultitas fue justamente una en donde la magia y el mentalismo habían aparecido también en la escena mundial, con lo que era comprensible pensar que había cierta relación entre todos estos ámbitos. 

NADA NUEVO BAJO EL SOL, MI QUERIDO WATSON



Luego de explayarse con el contexto histórico, Javier Cavanilles indaga en la definición de adivinación e intenta expurgar lo más posible. 

Describe las técnicas típicas usadas en mentalismo como son la lectura en frío y en caliente, haciendo referencia a la forma retorcida en que charlatanes las usan para engañar a incautos. Y aquí también acierta el autor, al dejar claro que existen personas que no tienen ninguna cualidad mágica y solo van a por el dinero de los demás. Nos cuenta procesos judiciales con la debida jurisprudencia que existe al respecto, además de la impunidad para estafar, especialmente en el ámbito español. 

Se da un paseo por la estadística, las probabilidades y refuta por completo la relación con la Física Cuántica, muy socorrida para explicar estos temas. Cierra finalmente su exposición, indicando que predecir el futuro es imposible. 

SE TE QUEDÓ ALGO EN EL TINTERO, CAVANILLES



Toda la información de El tarot ¡vaya timo! es muy precisa.  Sin embargo, su buen material se ve opacado por las opiniones extremistas que emite el autor. Aunque tampoco se le puede condenar por eso, considerando que es su libro y lo puede escribir como quiera.

En el apartado de la futurología y predicción, se le ha olvidado mencionar algo importante, como son los Procesos Cognitivos que nos permiten prever o anticiparnos a lo que sucederá.  Con esto no digo que estas cualidades aporten un cien por cien de precisión, pero si duda dan un contexto científico al concepto de la adivinación que no es más que la capacidad predictiva muy mal explicada. 


Si el libro hubiera profundizado en los estudios relacionados con las ciencias cognitivas, seguramente enriquecería aún más sus datos. Pero por momentos creo que han sido más grandes las ganas de cerrar el tema diciendo que no tiene nada razonable por ningún lado, que ofrecer una visión aún más profunda del tarot. 

Echo de menos en el libro conceptos como Teoría de la Mente y un debate serio sobre las diferencias cognitivas entre personas. Un tema peliagudo y que puede ofender a algunos, ya que propone que no todos tienen las mismas capacidades mentales y que por tanto no todos son igual de efectivos en prever, anticipar o predecir lo que sucederá. 


Pero insisto, esto es algo que no tiene nada que ver con magia ni poderes paranormales sino con el reconocimiento de una verdad cruda: hay personas que usan el cerebro mejor que otras.

CONCLUSIÓN


Dado lo breve y contundente del libro, lo recomiendo completamente. Y a pesar de que hay un tono burlón e incluso despectivo en algunos párrafos, pienso que sería un error despreciar la información que tiene solo por eso. Más aún, considerando que hay muchas personas metidas en el tema del tarot y que no tienen mucha idea de su contexto histórico o de cómo funciona. A ellos esta lectura les vendría estupendo.

El libro forma parte de una serie llamada ¡vaya timo! en donde se repasan temas como la homeopatía, las brujas, la inmortalidad, la religión o los ovnis. Así que si te gusta la lectura veloz y dinámica, puede que hasta te entusiasmes con el resto de libros que incentivan el necesario escepticismo.


Yo no comparto completamente la aseveración que da título al libro, pero resulta curioso que esté de acuerdo en casi el 90% de cosas que dice. Esto tiene sentido dada mi visión escéptica y mucho más racional del tarot, que cuadra en parte con el análisis.  Eso sí, yo intento ir más lejos y profundizar en un tema al que aún le queda mucha tela que cortar


No hay comentarios:

Publicar un comentario