TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

9 de junio de 2018

Tarot - Más ciencia y menos magia


Hace un tiempo atrás y antes de entrar en la consulta, una persona me preguntó cómo funcionaba lo de las cartas. Yo amablemente le expliqué que la cosa era más ciencia que magia y eche mano de argumentos que he desarrollado extensamente en otros artículos de este blog.

Ciencia y el lado menos místico del Tarot


Cuando mencioné la palabra ciencia la persona puso cara de decepción, ya que esperaba una respuesta menos técnica y más inspiradora. No le hizo mucha gracia que le comenzara a hablar de procesos cognitivos, sistemas predictivos, teoría de la mente y otras cosas. Ella esperaba una historia fantástica que reforzara sus creencias. Porque oye, de lejos se notaba que esto del esoterismo le entusiasmaba. Si le hubiera empezado a hablar de temas místicos, de dones especiales o de que conectaba con mis guías espirituales, estoy convencido que hubiera saltado de alegría.

Digo todo esto no porque me lo esté inventando sino porque ella misma, luego de la consulta, me comentó que se quedó un poco de bajón, porque pensó que la cosa era más mágica. Yo le respondí que incluso así,  seguía siendo increíble que otra persona pudiese percibir cosas de ella sin conocerla de nada.

Sea como sea y aunque la versión científica es un poco más tosca y no tan de fuegos artificiales como la mágica, no deja de exponer lo interesante que es la capacidad del cerebro y todos sus procesos relacionados.

Sin embargo, para esta persona la explicación científica seguía sin encajar, a pesar de que es la versión mucho más fiable, aplicando la Navaja de Ockham.

Pero no, anda a quitarle de la cabeza a alguien sus creencias arraigadas. Eso hace tiempo que entendí que no es posible. Y, en algún punto, tampoco se debe. La gente es libre de pensar, imaginar e interpretar lo que quiera de la vida y el mundo. 

Por lo mismo, no insistí mucho en que me entendiera. Si ella no quería oír algo distinto de lo que creía, era mejor dejarlo así, para no derrumbar sus ideas preconcebidas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario