TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

23 de agosto de 2018

Dos de Espadas en el amor



Dos de Espadas es una carta de tarot que señala claramente la falta de convicción de una persona. Y si eso lo aplicamos al tema amoroso, puede señalar el perfil de alguien que mantiene una relación pero que no termina de volcarse completamente en ella por diversos motivos.


Las razones por los que una persona puede estar metafóricamente como la figura de la carta, pueden ser variados. La carta puede referir a una persona casada que ya no ama a su pareja y que ha iniciado otra relación en la que no se compromete al cien por cien, por miedo a perder la estructura familiar imperante. Entonces la persona está literalmente dividida entre dos situaciones o espadas, sin saber con cual quedarse. Está cegada.


Dos de Espadas también puede representar a una persona soltera que ha iniciado un contacto con otra persona y que pese a las semanas o meses no se termina de sentir a gusto con este inicio de relación. Ya sea porque hay cosas que no cuadran en la personalidad de ambos o simplemente porque no ha habido un chispazo que haga calentar los motores. 

DOS DE ESPADAS ¿LA CARTA DE LOS COBARDES?


En algunas de mis lecturas trato de ser cuidadoso a la hora de describir a alguien que aparezca señalado con esta carta, especialmente si es una situación de "amor a dos bandas".  Y aunque evito decir la palabra cobarde, en más de una ocasión ha sido el mismo consultante el que se ha adelantado en usar la palabra para confirmar la interpretación cuando aparece esta carta describiendo al otro.

Sea como sea, los motivos por los que la otra parte representada por Dos de Espadas puede estar en un estado de indefinición son variados. Y no necesariamente puede ser porque la persona no tenga sentimientos. En este caso se generan situaciones complicadas y lamentablemente muy comunes, en donde hombres o mujeres se involucran en una relación informal y se enganchan del otro que aún indeciso, no termina de soltar lastre o dejar el pasado para entregarse a la nueva relación.

En este caso el sentido común indica que nadie debería estar con un indeciso o con alguien representado por el Dos de Espadas, a menos que exista un acuerdo común con una fecha límite para aclarar el tema. 

Sino se corre el peligro de tirarse meses y años en una relación informal en donde la otra parte no termina de decantarse y abandonar sus otros compromisos. Véase caso de hombre casado con mujer que no ama que mantiene relación paralela con mujer enamorada de él que le espera ilusionada pero a la vez angustiada porque la formalidad nunca llega.

DOS DE ESPADAS - LA CARTA DE LOS EXIGENTES


Si no existe un escenario de amor a dos bandas y lo que hay en una relación de dos personas solteras Dos de Espadas puede indicar falta de convencimiento debido a exigencias altas. Entonces el candidato a pareja no cumple todas las expectativas.

Si un consultante ha iniciado una relación con otra persona representada por Dos de Espadas esto no necesariamente es algo catastrófico ni indicador de la muerte del vínculo. Quizá sólo representa el momento inicial complicado de una relación que perfectamente podría tener futuro a largo plazo. Eso sí, parece que habrá que poner mucha atención a los detalles para observar cuales son los puntos que no convencen a la parte indecisa.

En este caso la persona señalada por esta carta también podría tener miedos. A sufrir, por ejemplo. Algo que parece bastante razonable y natural. La carta también puede señalar a una persona exigente, que necesita ver un compromiso mayor en el otro. Entonces, paradójicamente, se muestra indecisa porque la otra también lo está. Y entonces entramos en una relación bucle en donde nadie da el paso porque los dos están temerosos e indecisos.

CONCLUSIÓN


Sea como sea, el Dos de Espadas no es una carta para echarse a morir. No indica necesariamente el término de una relación aunque sí señala que hay algo que debe ser ajustado y que no se puede extender eternamente.

Vivir indecisos no es bueno, especialmente en temas amorosos, en donde la paciencia y el sentimiento aunque a veces parecen ser cualidades eternas, también tienen límites. Por lo mismo, si tú estás en la posición del Dos de Espadas es hora de que hagas algo por aquella persona que te espera. Es necesario que dimensiones en profundidad el dolor y agobio que puede sentir alguien que mantiene una relación que nunca termina de concretarse.


Por otro lado, si estás en la posición del que espera a alguien señalado con el Dos de Espadas, es hora de que mires los días, meses y años transcurridos para evaluar si realmente invertir tu amor en aquella persona es realmente algo positivo para ti.




No hay comentarios:

Publicar un comentario