TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

12 de enero de 2019

La red social - Película recomendada

La red social
Finalicé el año 2018 pensando una y otra vez en esta película estrenada en el año 2010 y dirigida por el gran David Fincher, el mismo de Seven, Fight Club, El curioso caso de Benjamin Button y Perdida. Había visto la película hace años, pero hice caso a mi intuición y me senté a verla por segunda vez.

LA HISTORIA DE FACEBOOK


La película describe la trayectoria del creador de Facebook, Mark Zuckerberg. Desde que era un estudiante bastante atípico de Harvard hasta que se transformó en el multimillonario que es hoy. Eso resumiendo muchísimo, porque lo que pasa entre una cosa y otra es es bastante sabroso y por momentos retorcido.

David Fincher nos tiene acostumbrado a la descripción detallada y no escatima esfuerzos en exponer la forma en que un joven genio e irreverente se transforma en una máquina de hacer dinero. Pone especial atención a la parte oscura de los personajes que presenta, aunque siempre intenta hacerles justicia. Es decir, no se decanta por juzgarlos sino más bien los usa como espejos de la sociedad. Con sus luces y sombras.

Así, en La red social se nos muestra a un creador de Facebook por momentos simpático y dócil, a la vez que ambicioso y calculador. Mark Zuckerberg aparece como un chico muy parecido a otros chicos, con sueños y ganas de alcanzar el éxito, que luego comienza a ser transformado por la gigantestca maquinaria que le rodea. Entonces el joven cambia y cambia también la perspectiva que nos muestra Fincher.

Luego, casi como un cuestionamiento existencial, emerge en nuestra mente la pregunta ¿Para ser multimillonario es necesario ser un hijo de puta?

En lo personal y haciendo justicia también a Mark Zuckerberg, yo diría que sí. Ser éxitoso implica tener una cuota de ello, para pasar por encima de todos los que te subestiman o quieren sacar su tajada de tu esfuerzo. La frialdad y estrategia se vuelve un elemento esencial en el kit del emprendedor. Y aunque parezca que no, puedes seguir siendo una buena persona, pero entendiendo que a veces  para serlo tienes que que pasarte por el arco del triunfo lo que el resto opine de ti.

NOTA


Al día de hoy la película sigue levantando polémica y en su momento fue el propio Mark Zuckerberg quién puntualizó que habían imprecisiones en ella, aunque admitió que las ropas que viste son idénticas a las que aparecen en la película (ironia mode on). 

Por tanto, queda la duda de si David Fincher ha hecho un retrato perfecto del creador del gran imperio de Facebook o se le ha ido la mano con las licencias creativas. 

Quizá su objetivo no era más que mostrarnos a todos el camino oscuro que toda persona debe transitar para transformarse en lo mejor que puede ser. Ya lo dice el eslogan de la película: No haces 500 millones de amigos sin ganarte algunos enemigos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario