TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

7 de enero de 2019

Tarot y Heurística

Cerebro y hombre



La Heurística es un modelo de razonamiento que nos permite usar atajos mentales para resolver problemas e inferir el resultado de determinadas cosas. Es una forma de pensamiento que toma la información del exterior y la organiza según ciertas reglas que le permiten ahorrar tiempo. Esas reglas también se conocen como Heuristicos. Sin embargo, no es un sistema infalible y su incorrecta aplicación puede llevarnos a caer en sesgos y prejuicios.

Por ejemplo, una forma de pensamiento heurístico sería pensar que todos los gitanos son ladrones y narcotraficantes, solo porque tenemos tendencia a recordar las noticias en donde algunos de ellos aparecen comprometidos en delitos de este tipo. Obviamente, esto es un prejuicio y su origen proviene de un sesgo en el proceso del análisis de la información. Sin embargo, en muchos otros casos la aplicación del pensamiento heurístico nos lleva a encontrar el resultado correcto o el hecho objetivo que buscamos.

Por ejemplo, si vemos a alguien bien vestido y con un reloj de oro en su muñeca deduciremos que es alguien adinerado. Luego, en la mayoría de casos, acertaremos en nuestra aseveración aunque también exista la posibilidad menor del error de juicio. Quizá no es adinerado sino que es alguien que lleva un disfraz o ropas ajenas, aunque estas posibilidades no parezcan completamente creíbles. En este caso, presuponer que todos los que visten bien y llevan un reloj de oro son adinerados sería un error. 

Uno debe ser consciente de la excepción y por tanto debe complementar su juicio con otras variables de análisis para así fortalecer lo que originalmente ha deducido mediante el proceso heurístico y que podría tener fallos.

TAROT Y HEURÍSTICA


En este punto más de alguno se estará preguntando que tiene que ver esto con el tarot y la respuesta es que estoy reforzando lo que ya hace un tiempo inicié, integrando el concepto de la Teoría de la Mente como el motor que permite a videntes y tarotistas inferir y predecir cosas sobre otras personas. Es decir, estoy dando un contexto racional y plausible a ciertos fenómenos que ocurren en el ámbito esotérico.

Cuando un tarotista o vidente lee a otra persona lo que hace es usar sus procesos cognitivos para recoger información a través de distintas vías. Es lo que podríamos llamar la primera impresión en donde el consultante sin decir nada ya es un campo de información que está hablando de sí mismo sin siquiera abrir la boca para contar lo que le sucede. Su forma de vestir, su forma de sentarse y hasta su tono de voz permiten ya inferir cosas. Si tiene tristeza, si está enfadado o si acaba de pelear con alguien a quién quiere. 

Conviene aclarar que primera impresión y recogida de información refieren a procesos limpios en donde no hay trampa. Alguien que espía a otra persona y obtiene información de ella mediante formas opacas no está usando un modelo heurístico. Está utilizando un sistema poco ético, ilegal en algunos casos, que no tiene nada que ver con los procesos cognitivos inherentes en un buen vidente o tarotista.

Cuando una consulta de tarot o videncia comienza, tarotista y vidente se encuentran en un momento clave porque reciben de forma automática un montón de estímulos de parte del consultante y empiezan a inferir muchas cosas sobre él. Muchas de esas cosas inician el proceso heurístico en donde se intenta descubrir lo que le sucede al consultante. Algo que se ve reforzado cuando este hace preguntas y expone sus dudas sobre determinado tema. En ese momento, el problema del consultante se transforma en una ecuación que debe ser resuelta para luego entregar un resultado que en la mayoría de los casos deberá ser contrastado en el mismo instante o más adelante en el futuro.

Podríamos decir que el consultante es una foto en negativo que nos anticipa el contenido de la foto completa. Si tengo una primera impresión del consultante tengo ya una parte de la ecuación, puedo entender lo que le sucede y entender cómo se relaciona con otros. Luego eso, sumado al proceso heurístico me llevará al resultado final o respuesta

Hace poco alguien me preguntó cómo eso de la primera impresión podía ser válido en casos no presenciales, como las consultas telefónicas o por correo y mi respuesta fue que existen actualmente modelos de reconocimiento de información que no requieren únicamente la presencia de una persona. La mente humana es capaz de inferir cosas solo oyendo una voz o analizando la forma en que alguien escribe. Para los detalles puedes echar un vistazo al artículo que escribí aquí: https://aquariantarot.blogspot.com/2018/01/el-fundamento-y-mecanismo-de-todas-las.html

HEURÍSTICA Y SESGOS COGNITIVOS QUE PUEDEN INTERFERIR EN LA INTERPRETACIÓN DEL TAROT


Un tipo de sesgo habitual provocado por la heurística mal aplicada es la creencia de que en una pregunta sobre amor todos los consultantes hombres tienen una pareja mujer o que todas las consultantes mujer tienen una pareja hombre. Entonces, partiendo de ese sesgo inicial se cometen errores como hablarle a un homosexual de una pareja mujer que él no tiene o a una lesbiana de un hombre a quién ama, cuando a quién ama es una mujer.

Yo me di cuenta hace años de ese sesgo y lo corregí aplicando el principio de neutralidad de las cartas. Es decir, no porque aparezca una carta con un personaje hombre eso quiere decir que la carta represente a un hombre. Perfectamente podría referir a los aspectos masculinos de una mujer. Y viceversa, no necesariamente La Emperatriz nos puede hablar de una mujer fuerte y femenina. También puede referir a un hombre que ha ocupado la posición maternal en una familia disfuncional o incompleta en donde la figura femenina de la madre no existe.


📌El proceso de análisis heurístico debe ser siempre revisado y contrastado con otras variables de información que hayamos intuido o inferido en la primera impresión que tenemos del consultante.


Por ejemplo, al consultante hombre le aparecen muchas cartas con mujeres para describir su comportamiento hacia otras personas. Algunos lectores de cartas deducen entonces que es gay, sin embargo esa sería una conclusión osada ya que perfectamente podría ser un heterosexual que manifiesta una alta sensibilidad que, en este caso, se interpreta con esas cartas femeninas. Esto, si consideramos las cartas femeninas como significadores de sensibilidad y trato más dócil. Es en este punto en donde el proceso heurístico está funcionando pero es justamente allí también en donde podemos caer en el prejuicio, la generalización y el error.

Otra forma de resolver el tema de las deducciones mal hechas y los sesgos a la hora de interpretar, es poner atención a la pregunta que nos han hecho y ser disciplinado para responderla. Si alguien me pregunta cómo irá su relación de pareja, no me está pidiendo que identifique si es gay o lesbiana. Simplemente me pide que analice un escenario en donde dos seres humanos tienen una relación. Luego, si es el propio consultante comenta que quiere saber lo que piensa su pareja gay, aceptaremos por lógica que el consultante también lo es.

Ahora bien, en muchos casos nuestra forma de pensamiento heurístico nos hace deducir cosas gracias a ciertos estereotipos presentes a nivel social. Sin embargo se debe ser cuidadoso a la hora de tratar con los estereotipos porque también nos pueden llevar al error de juicio. 

Por ejemplo, un estereotipo clásico sería el de pensar que el consultante por hablar de una forma particular es gay. En muchos casos, el estereotipo ayuda a identificar a la persona e increíblemente acierta. Pero también puede fallar y crear un prejuicio. No todos los hombres que hablan de una forma particular son gays ni todas las mujeres que visten como camioneros son lesbianas. Sin embargo, si aplicamos el estereotipo como base de análisis es probable que estemos más cerca del acierto que del fallo, porque sucede que este estereotipo en algunos casos sí funciona para describir a alguien. Eso sucede porque es la propia persona la que tiene consciente e inconscientemente actitudes estereotipadas o predecibles.

Pero insisto, no se puede considerar el sistema heurístico y el uso de estereotipos como la única fuente de análisis fiable. Estos sistemas se deben contrastar con otros modelos de análisis. Y cuando hablo de modelos de análisis, me refiero a procesos limpios y espontáneos que son los que aparecen y actúan en nuestro primer contacto con el consultante y que responden a procesos cognitivos inherentes.

PORQUE ES IMPORTANTE QUE VIDENTES, TAROTISTAS Y CONSULTANTES ENTIENDAN LO QUE ES LA HEURISTICA


La heurística parece una palabra compleja pero en realidad no lo es. Es solo un concepto que nos ayuda a entender el funcionamiento de los procesos mentales. La forma en que analizamos el entorno y a los demás, para luego tomar decisiones o en nuestro caso, inferir y predecir cosas sobre otras personas. 

Los oráculos y las profecías son algo que forma parte de la cultura popular y existen desde la antigüedad. Han estado presente en distintas épocas y culturas, por lo que se puede deducir que es un fenómeno real que lamentablemente no ha sido correctamente documentado, cayendo en el saco roto de la superstición en donde en vez de analizarse de forma empírica ha sido rodeado de dogmas que no admiten ser cuestionados y que le dan al asunto una concepción casi religiosa.

Lo cierto es que los antiguos profetas y los actuales videntes y tarotistas tenian y tienen cerebro, además de procesos cognitivos. Por lo que parece evidente que la respuesta al misterio de por qué podemos predecir e intuir cosas está en el estudio de esos aspectos. 

Visto así, analizar la parte mental involucrada en el proceso de la videncia, tarot y otras mancias se vuelve un asunto clave que nos puede abrir mucho más puertas, además de expandir nuestro conocimiento sobre el cerebro y sus mecanismos. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario