TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

17 de marzo de 2020

Tarot y triángulo amoroso

 

TAROT Y TRIÁNGULO AMOROSO


El Triángulo Amoroso suele ser un tema muy común en las consultas de Tarot. Es el típico escenario en donde el consultante está dividido emocionalmente entre dos personas que ocupan su corazón y en donde busca aclarar su perspectiva, para saber quién le conviene más.

En estos casos, la dinámica de la consulta es siempre la misma. El consultante hará preguntas para contrastar las opciones que tiene con cada una de las personas. El objetivo final es encontrar el argumento o justificación para quedarse con una y descartar a la otra. 

A veces y en contadas ocasiones, el consultante no busca definir  o descartar a nadie. Simplemente desea saber el panorama que le espera si mantiene de forma simultánea las dos relaciones.

TRIÁNGULO AMOROSO ANALIZADO CON EL TAROT


El procedimiento para la lectura de un triángulo amoroso es bastante sencillo. Basta con hacer dos tiradas de tres o más cartas, que describirán el panorama que le espera al consultante dependiendo de la persona con la que decida quedarse. Estas lecturas, por supuesto, son de carácter predictivo.

Hechas las dos tiradas, se comparan las cartas y se define con cual persona se ve un panorama más alentador.

Mi estadística personal indica que casi siempre hay una opción que destaca más que la otra, ya sea por ser muy buena o muy mala. Lo que ayuda bastante a discernir qué camino u opción es mejor para los intereses emocionales del consultante.

Sin embargo, suele haber casos en donde hay un equilibrio entre las opciones analizadas. Ya sea porque son extremadamente buenas o extremadamente mediocres.

CUANDO TODAS LAS OPCIONES SON MEDIOCRES


El peor panorama emocional que he visto en la vida de un consultante es estar dividido entre dos personas que ofrecen un panorama amoroso mediocre. En ese caso, uno como tarotista se pregunta porqué el consultante se ha dejado arrastrar a una situación tan desastrosa. Tener a dos pretendientes que incluso si los pegamos con cola, no dan para conformar a un humano decente para el tema emocional.

En estos casos, no es labor del tarotista medir la inteligencia del consultante. De seguro el consultante tendrá sus motivos para haberse encontrado a semejantes pretendientes. 

A veces, supongo, es un tema de baja autoestima o poco amor propio. Los consultantes con el estado anímico deprimido o descompensado, suele conformarse con poco. Entonces eligen opciones que no son precisamente las mejores.


En este rancio fenómeno intervienen también otros factores. La insistencia de los propios pretendientes o la química sexual descontrolada. También está la responsabilidad del consultante que elige relaciones pensando en los agujeros que tiene o que podría traspasar, en vez de pensar en las reales necesidades de su corazón.


¿Confundid@ entre dos amores? pídeme una lectura de tarot para revisar esas dudas y analizar qué opción es la mejor. No podré decidir por tí, pero si puedo entregarte una visión neutra y objetiva de lo que pasa y pasará en tu vida emocional.

Para contactar conmigo haz clic AQUÍ.






No hay comentarios:

Publicar un comentario