TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

19 de abril de 2020

Eyes Wide Shut, el diablo de Kubrick



Hace un par de días atrás vi la película Eyes Wide Shut, del fallecido director Stanley Kubrick y no voy a mentir, soy admirador de sus películas. También tengo que admitir que no es la primera vez que veo EWS. Sin embargo, nunca antes había sentido el instinto de escribir alguna reseña en mi blog sobre ella.

Pero la vida da muchas vueltas y hay instancias en donde ves algo distinto en alguna expresión artística y crees que es conveniente compartirlo, por si a alguien le pica el bichito de experimentar lo mismo. Por curiosidad, morbo o por pura sed de arte.


EL MITO DE QUE LA PAREJA KIDMAN-CRUISE SE SEPARÓ POR ESTA PELÍCULA


Poco tiempo después de que Eyes Wide Shut se estrenara, la pareja conformada por sus protagonistas Nicole Kidman y Tom Cruise, casados en la vida real y también en la película, se separó. En ese tiempo hubo muchas teorías sobre el porqué se habían separado y varios achacaban la causa a la película que habla precisamente de líos de pareja e infidelidad. Algunos creyeron, entonces, que el propio trabajo en la película les había afectado como si de una constelación familiar se tratase, dejando fracturas imposibles de tapar.

Sea como sea, el que esta pareja de estrellas de Hollywood se hubiera separado después de haber participado en esta película no deja de ser una curiosa coincidencia. Considerando que la historia habla de una pareja que se enfrenta a serios problemas matrimoniales que tienen que ver con la forma en que hombres y mujeres pueden ver una misma relación. 


OJOS BIEN CERRADOS, PERO SIN MUCHAS PAJAS MENTALES


Eyes Wide Shut tienen un montón de reseñas e interpretaciones en la web. Algunas más o menos rocambolescas. Algunas alucinantes con la cantidad de símbolos o claves de colores que aparecen en ella. Que si es masónica, reptiliana y un montón de cosas que a mí la verdad no me apetece comentar.

Para mí, EWS habla de la marea psicológica que se mueve en una pareja, incluyendo las olas de la inseguridad que cada cierto tiempo golpean la aparente tranquilidad de dos personas que se aman.

El punto que marca el debate casi filosófico sobre el machismo del hombre y el derecho de la mujer a fantasear y dudar de sus propios sentimientos, se puede ver en la escena de la pareja fumando porros. En un momento se empiezan a partir de risa, hasta llegar al clímax, en donde ella le lanza unos dardos a él, que se queda patidifuso, sin saber qué responder. Aquí Kubrick se luce y logra transmitir perfectamente la encerrona de la mujer, que cuestiona al hombre y le deja literalmente KO. Aquí, el personaje de Nicole Kidman encaja muy bien con la figura de Lilith, una mujer fuerte y pasional que remueve las aguas subterráneas de la relación.

De ahí en adelante empieza el jaleo. El personaje de Tom Cruise se pierde, literalmente. Agobiado por una confesión chunga de su mujer, se dedica a deambular por la ciudad, hasta que por arte de birlibirloque, se encuentra con un amigo que le da un dato de una especie de secta secreta que hace unos rituales bastante curiosos. Entonces el doctor Bill (Tom Cruise) decide colarse en una de las fiestas privadas de la secta y se queda patidifuso al presenciar escenas dignas de una película de Rocco Sifreddi.

Cuento corto. Bill va por lana y sale trasquilado y un poco más traumado de lo que estaba con la discusión con su mujer. Se da más vueltas de las que ya se ha dado. Aparece la historia con una prostituta, un vendedor de disfraces con una hija ninfómana y finalmente, nuestro agobiado Bill descubre que no hay nada mejor que quedarse en casita por la noche. 


LA FRAGILIDAD DEL AMOR Y EL VOLCÁN DE LAS PASIONES


Eyes Wide Shut de Kubrick es una profunda crítica a la forma en que gestionamos las relaciones sentimentales y expone la trampa de los Ojos bien cerrados. Que refiere a la forma en que hombres y mujeres cierran los ojos y los aprietan con fuerza, negándose a mirar de frente toda la mierda que hay en la relación. Un paso que, doloroso pero esencial, define la destrucción o supervivencia del vínculo.

Eso es lo que le pasa a la pareja de la película. Son guapos, tienen dinero y una casa en condiciones. Parecen tener la vida resuelta, pero eso no es suficiente. En lo subterráneo hay un volcán a punto de estallar que necesita solo un par de porros o una copas de más para salir a la luz.

Toda esa mierda, ese aspecto oscuro que podríamos relacionar con la carta de tarot de El Diablo, está ahí. Debajo de toda esa perfección. Esperando salir y mostrarse, sin vergüenza ni pudor.

El final de Eyes Wide Shut da para largos debates ¿ha sobrevivido la pareja o sigue completamente ciega y vacía? ¿es la aceptación del diablo la solución definitiva para continuar o es la prueba de que todo está muerto?

La últimas líneas de diálogo de la película lo dicen todo.




Puede ver la película en Netflix AQUÍ.




No hay comentarios:

Publicar un comentario