TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

19 de abril de 2020

Hola, baraja Morgan-Greer


Revisando las barajas que tengo, me he dado cuenta lo abandonada que tenía la Morgan-Greer. La caja esta impecable, al igual que las cartas. Recuerdo que las he usado para algunas consultas presenciales, porque su belleza se luce en el tapete y las personas siempre responden de manera tranquila con las imágenes que hay en ellas.

Eso fue hace tiempo. Hace meses o quizá más de un año. Ay! Morgan-Greer ¿qué te ha pasado? ¿por qué misteriosa causa estás tan abandonada?


REENCUENTRO CON LA BARAJA MORGAN-GREER


Cuando he vuelto a coger la baraja, he entendido por qué me gusta tanto. Primero, la trasera de las cartas, formada por un montón de estrellas blancas en un fondo azul. Aunque actualmente no tengo ni un pizca de sentido mágico y soy completamente escéptico, las estrellas y los astros en general siguen llamando mi atención. Son mi debilidad. Me inspiran una sensación melancólica de sentirse pequeñito en medio de un universo gigantesco lleno de estrellas. 

Luego está la parte frontal con esas escenas características que recuerdan la baraja de Rider Waite. La diferencia es que en la baraja de Morgan-Greer las figuras humanas no son tan estilizadas y alargadas. Puede ser porque se ha acercado el plano de visión sobre ellas. En RW, los personajes parecen estar más lejos, mientras que en MG, todo está más cerca. Las escenas, los rostros y las actitudes. 


En este punto, debo admitir que cuando compré la baraja me sentí estafado. La había visto en una página web con unos colores vivos y brillantes que me encantaron, pero el modelo que me llegó tenía cartas con colores más oscuros. Eran los mismos, sin duda, pero no los mismos tonos. Pero seguramente la que vi en la página tenía anda a saber tú que tipo de efecto de luz, que hacía ver todo más vivo y brillante.

Aun así, sigo pensando que MG me encanta. Además, estoy acostumbrado a aceptar lo bueno y lo malo de las cosas. Incluso en las personas y en mí. Así que, a estas alturas de mi vida, no me voy a poner exquisito y perfeccionista con una baraja que lo único que quiere es que la quieran. Y yo lo hago. Por eso la rescaté del cajón y estoy escribiendo sobre ella ahora.

Ah, los colores! hablaba de los colores. Se lucen en su estilo y son más llamativos que los de RW. El amarillo es intenso y lo notas especialmente en las copas. Los bastos son los que peor salen del análisis. Hay cartas en donde se ven tas oscuros que no es posible ver los detalles de las hojas, las fisuras de la madera y ese aspecto natural que deberían tener. Sin embargo y por cosas misteriosas, hay otras cartas en donde tienen un tono más claro. 

Los oros son amarillos y a veces rojos. Otro misterio misterioso. Las espadas perfectamente perfiladas. Los arcanos mayores cumplen y se lucen con ese plano cercano que hace que se pueda ver el iris de los ojos, en algunos personajes característicos. 


REVISANDO LAS CARTAS MÁS MISTERIOSAS DE MORGAN-GREER


Re aprender las cartas para volver a trabajar con ellas es tarea sencilla. Es como coger la bicicleta y echarse a andar. La mente recuerda todo y lo único que necesita es un empujón. Una acción.

Cojo las cartas y voy revisando una a una las imágenes. La mayoría son muy parecidas a las escenas del RW y también con las de Aquarian Tarot, mi baraja de cabecera. Pero hay también excepciones. Cartas más complicadas o distintas a otras barajas.

Por ejemplo, el 9 de Espadas de MG muestra unas manos atadas y unas espadas amontonadas. No aparece una mujer agobiada como en RW. Ante esta desigualdad, encontrar una analogía de correspondencia es sencillo. La mujer de 9 de Espadas de RW está atada por sus pensamientos agobiantes. Entonces, las manos atadas que aparecen en el 9 de Espadas de MG, pueden ser las manos de esa mujer. Es un atajo práctico para aprender y estandarizar la interpretación.

El 9 de bastos de MG también es distinto del 9 de bastos del RW. Mientras el personaje de RW parece un poco desgastado, el de MG parece robusto y fuerte, preparado para la lucha. Lleva un bastón o palo de madera y proyecta fuerza, mientras detrás de él (o en su costado) 8 palos parecen transformarse en una especie de muro. Entonces el muro de 8 palos sigue siendo el mismo, independiente de que la fuerza del personaje sea más fuerte o más débil. La clave es el muro. Símbolo de algo que, dependiendo del punto de vista, puede ser un límite u obstáculo. Otro atajo práctico para homologar los significados.

Y así seguí con todas las cartas. Tocándolas. Observándolas y sintiéndolas. Hasta llegar al mundo. Una carta que luce más que en RW. Tiene más detalles y si la miro fijamente tiene un efecto 3D. O quizá es el mareo que tengo después de haber visto todas las otras cartas. Representa integración. El punto culmine de las cosas y el clímax. El fin o el inicio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario