TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

18 de julio de 2020

Tres cartas de tarot que describen el cansancio



Una persona me pidió hacer una lectura de tarot para describir su estado actual, sin necesidad de contarme nada. Yo elegí unas cartas al azar y aparecieron de izquierda a derecha las cartas compartidas en la imagen de portada de este artículo. Cinco de Copas, El Ermitaño y Diez de Copas.

Por la primera impresión de la tirada el panorama no parece alentador. Prácticamente todas las cartas transmiten la idea de malestar, sobrecarga e incluso la sensación de soledad. Percibo un escenario en donde la persona parece sentirse desasistida y, además, cargando con muchas responsabilidades. Cuenta de ello da el Diez de Bastos, en donde una persona intenta trasladar o mover diez palos de madera con dificultad, como si estuviera abarcando más de lo que puede. Esto, por supuesto, transmite la idea de estar sobrepasado y cansado.


CINCO DE COPAS Y ERMITAÑO COMO CONSECUENCIA DE LA POCA ASISTENCIA


Tiene sentido, entonces, la aparición de Cinco de Copas y Ermitaño. La primera carta señalando el hastío, la melancolía e incluso la desazón ante el escenario de Diez de Copas. Nadie puede estar contento si siente que está abarcando más de lo que debería o si siente que está haciendo cosas que otros deberían hacer.

Esto puede aplicar tanto a una madre que siente que lleva toda la carga de la casa sobre sus hombros o a un trabajador que parece estar haciendo más de lo que debería, obligado por las condiciones de un trabajo extenuante e incluso inhumano.


La fatiga, el desgaste de Diez de Bastos, puede ser la consecuencia de muchos factores. Si alguien parece estar cargando el mundo sobre sus hombros, es probable que existan terceras personas que pudiendo ayudar no lo han hecho. Una pareja inconsciente o irresponsable, un jefe tirano o un amigo que debería haber hecho algo.


Entonces, la persona que lleva toda la carga siente también la soledad. Como el pobre Sísifo condenado a hacer rodar una roca hasta la cima de una montaña para luego verla caer y repetir el proceso, una y otra vez. Alguien que está atrapado en un bucle que por las cartas no parece ser algo agradable.



LA RESPONSABILIDADES EXTERNAS

 

Después del desarrollo de las cartas no es difícil construir el resto de la historia. Si la persona lleva mucho tiempo cargando con un montón de peso, tirando del carro prácticamente sola, se puede anticipar la existencia de más personas que no han hecho lo que tenían que hacer para alivianar la carga del consultante.

En este punto cabe reflexionar, a modo general, cuán involucrados estamos en nuestras vidas y en las vidas de otras personas que dependen de nosotros.

A veces, estamos tan enfocados en nuestros quehaceres que olvidamos que hay una pareja, un amigo o pariente, un padre o una madre que necesitan atención y asistencia. Y esto, no solo es extensible a la asistencia emocional. También puede referir a tratos comerciales y laborales.


¿Nos hemos retrasado en pagar un dinero a alguien? ¿tenemos a un pariente abandonado y al que no visitamos hace meses? ¿Tenemos a personas a cargo que parecen estar constantemente estresadas por las condiciones que nosotros les hemos impuesto?


Todo eso puede derivar en personas representadas por las tres cartas de la tirada. Personas que sufren, se sienten solas y que van tirando de todo sin recibir la ayuda de otros.

La persona que pidió la lectura general confirmó lo expuesto en las cartas y de paso aprovechó de desahogarse. Porque, por primera vez desde hace mucho tiempo, alguien se daba cuenta de todo el esfuerzo que estaba haciendo.


Si necesitas una lectura de tarot para profundizar en los temas que te preocupan, contacta conmigo y coordinemos una consulta presencial, telefónica o por videollamada para revisar todo eso. Envíame un correo a aquariantarot@hotmail o bien, llámame o envíame un mensaje de whatsapp al +34 693 944985.



No hay comentarios:

Publicar un comentario