TAROT, VIDENCIA Y SENTIDO COMÚN

12 de marzo de 2021

Meditaciones de OSHO en Cáceres Extremadura

Meditaciones de Osho en Cáceres


Meditaciones de Osho en Cáceres es una iniciativa para llevar un particular y único estilo de meditación a una ciudad hermosa y con un casco antiguo declarado Patrimonio de la Humanidad desde 1986.

Vivo en Cáceres (Extremadura) y el motivo que me llevó a plantearme la formación como facilitador de este tipo de meditación fue la ausencia de una oferta permanente de ella en mi ciudad.

Dado que yo conozco las Meditaciones de Osho desde hace años, pensé que sería buena idea obtener el diploma de facilitador para así dar a conocer esta práctica. A su vez, esto me permite mantener despierta una actividad que siempre me ha parecido sana y relajante.

¿Quién es Osho y en qué consisten este tipo de meditaciones?

Eso es lo primero que debo responder, para luego abrir este ciclo de actividades en Cáceres Capital. Así que presta atención al siguiente artículo en donde te cuento todos los detalles.


¿Quién es Osho?



Osho fue un profesor de filosofía llamado Chandra Mohan Jain que en los años 60 se hizo bastante famoso en la India por sus conferencias que mezclaban sentido del humor y una fuerte crítica al entorno social y religioso. Él era indio y conocía bastante bien su entorno, lo que le daba el contexto suficiente para comprender el mecanismo del mundo, con sus fallos e incongruencias. Estos dos últimos puntos serían los que explotaría para construir una imagen de sí mismo directa, franca y particularmente polémica para algunas personas.

Tal fue el éxito de este profesor de filosofía en sus charlas y debates, que finalmente abandonó su trabajo para dedicarse de lleno a una especie de consultoría espiritual. Esto, debido a que había acumulado una gran cantidad de seguidores que le pedían guía y ayuda.

En 1971 se hizo llamar Bhagwan Shri Rajnísh, que es una expresión de la India usada para expresar respeto y una condición de espiritualidad expuesta.

En 1974 creó un Ashram, lugar de meditación y enseñanza hinduista. Este estaba situado en Pune, una ciudad de la India con más de 3 millones de habitantes. En 1984 el Ashram recibía a cerca de 30.000 visitantes por año, en donde no solo se incluían indios, sino también extranjeros de varias partes del mundo. Luego, por una serie de diferencias y presiones sociales con el país, la organización que rodeaba al que ahora conocemos como Osho, decidió trasladar su proyecto de lugar de meditación y estudio al estado de Oregón, en Estados Unidos. Un sitio que después de unos años tuvo que cerrar producto de la fuerte confrontación que se creó con los residentes locales, las autoridades e incluso el gobierno.

Finalmente, Osho volvió a India, para volver a levantar un sitio en donde practicar sus enseñanzas y meditaciones. Murió el 19 de enero de 1990 y al día de hoy su centro sigue activo y es visitado por muchas personas al año.


¿Qué significa la palabra Osho?


OSHO fue el nombre que adoptó Chandra Mohan Jain en la última etapa de su vida. Él mismo explica que este nombre tenía que ver con el concepto oceánico propuesto por William James, un psicológico norteamericano especializado en religión. Él describió la experiencia religiosa como el sentimiento que tenemos cuando miramos el alcance casi infinito del océano. Una mezcla de pavor, sorpresa, pero también inspiración.


Por otro lado, OSHO tiene otros significados según su contexto. Puede referir a un sacerdote budista o ser una expresión de autoridad y respeto para una persona.


¿Qué son las Meditaciones de OSHO?


Son un sistema de meditación de larga data y que se remonta a 1970, cuando Osho presentó su Método de Meditación Dinámica por primera vez. Sin embargo no todas son producto del desarrollo directo de Osho. Algunas de ellas son adaptaciones de charlas que él dio y que luego la institución detrás de su patrimonio organizó para llevarlas a la práctica consciente.


La forma más sencilla que tengo de explicar en qué consisten, es hablar de ejercicio físico y danza, mezclado con estados de calma muy profundo en donde el silencio es reparador.


¿Se usa música en las Meditaciones de Osho?


Sí, aunque hay meditaciones en donde la música se combina con momentos de silencio que, habitualmente, vienen luego de una etapa de movimiento y actividad física. 


Es importante destacar que la organización OSHO cuenta con un catálogo de música creado especialmente para la práctica de sus meditaciones. Que es la que se les provee a los facilitadores, para poder llevar a cabo esta actividad.


La importancia de la música


La música es, desde mi perspectiva, bastante eficiente para producir ciertos estados emocionales. Esto, porque tiene un toque atemporal que, solo por momentos, podría recordar música con ciertos rasgos psicodélicos de la época de los 60. Pero, en general, suena moderna y siempre fresca. 


Dado que algunas meditaciones incluyen danza, hay música bastante alegre y divertida, con la que nace moverse de forma espontánea. El referente más parecido que puedo encontrar para describir una sesión de meditación activa de Osho es una sesión de danza contemporánea, mezclada con momentos de profunda introspección. Esta combinación está muy bien pensada para que las sesiones no resulten agotadoras. 


Siempre hay un momento para sentarse, descansar y observar lo que nos sucede, sin juicios.


¿Cuántas Meditaciones de Osho hay?


Osho creó varios sistemas de meditación. De hecho, el programa en el que yo participé para hacerme facilitador incluye 12 meditaciones creadas por OSHO y 5 meditaciones adaptadas de charlas que este daba a sus seguidores y visitantes. Todas están registradas por la organización que lleva los asuntos de OSHO al día de hoy.


Todas estas meditaciones se pueden hacer de forma constante, para crear una rutina de ejercicio y relajación que ayudará a la mente y el cuerpo. Por lo mismo, es habitual ofrecer programas de meditación 4 veces al mes, una vez por semana. De esta forma se mantiene cierta regularidad en este tipo de actividades que, por experiencia propia, ofrecen beneficios claros para el estado físico y mental.


¿Necesito tener un estado físico de deportista de élite para hacer Meditaciones de Osho?


En general, no se necesita un estado físico digno de Las Olimpiadas para practicar estas meditaciones. No más que el que necesitarías para ir al gimnasio y ponerte en forma. 

 

Hay algunas que son muy tranquilas y que se enfocan muchísimo en la música y en la introspección. Mientras que otras están diseñadas para despertar y desbloquear el cuerpo, especialmente cuando hemos sido muy sedentarios o poco dados a hacer ejercicio de forma regular. En ellas sí que puedes sudar. Aunque para la alegría y relajación que producen, vale completamente la pena el esfuerzo.


Recomendaciones de seguridad 


En casos específicos, no se recomendará cierta meditación si tienes alguna lesión o están en proceso de curación por alguna intervención quirúrgica. Indicaciones que son de sentido común y que aplicarían a cualquier otra actividad física como senderismo, ciclismo o ir al gimnasio.


Por otro lado, hay meditaciones enfocadas estrictamente a la introspección. Que ni siquiera requieren baile o movimiento intenso. Esto es algo positivo, ya que cada persona puede elegir libremente la sesión que prefiera, dependiendo de su propio estado físico.


¿Hay horarios específicos para hacer Meditaciones de Osho?


No hay horarios específicos para hacer las meditaciones. Sin embargo, hay algunas que por ser más intensas es recomendable hacer por la mañana o al atardecer. De esta forma, te ayudan a enfrentar el día mucho más espabilado o irte a la cama cansado y en éxtasis, para dormir con los angelitos.


Repito aquí el paralelismo que siempre he visto entre estas meditaciones y el practicar algún deporte. A final de cuentas, este tipo de actividades funcionan de manera parecida al gimnasio o cualquier otra que implique salir de la rutina del día.  Nos ayudan a desconectar y, en el caso de las Meditaciones de Osho, lograr un mayor nivel de conexión mental con nosotros mismos y con el resto de personas con las que podemos compartir las sesiones.


¿Se necesita tener una creencia o religión en particular para practicar las Meditaciones de OSHO?


No. Y es eso lo que más me ha gustado de este tipo de actividad. De hecho, es uno de los motivos por lo que me decidí a hacer la preparación como facilitador. No hay una imposición dogmática sobre el tipo de ideología que debes tener para practicar esta actividad.


Es cierto que algunas meditaciones hablan de chakras o de conceptos más específicos de la doctrina hinduista. Pero, en general, las meditaciones tienen su base en una especie de sincretismo cultural. Es decir, son una mezcla de muchas cosas y es por eso que no es necesario casarse con una religión o doctrina para llevarlas a cabo. Muchas incluso, usan un lenguaje cotidiano y muy fácil de entender.


Meditación para todo tipo de personas


Puedes ser una persona atea y escéptica, e incluso así, verías este tipo de meditación como un método práctico para mantenerte en forma y, a la vez, quitarte el estrés de encima. Algo importante en la sociedad actual en donde hemos perdido la experiencia del descanso y el relajo a través de actividades divertidas y que nos permitan conectar con el mundo desde la paz, la compasión y el entusiasmo.


¿Necesito ropa especial o algún objeto específico para hacer Meditaciones de Osho?


Nada especial. Excepto lo que el sentido común indique. Considerando que son actividades que requieren cierto nivel de movimiento, puedes usar ropa cómoda como chándal, zapatillas o sandalias. Esto, según la época del año en la que estés practicando esta actividad.


En algunos casos, será importante tener una manta. Esto, porque después de algunas meditaciones o durante ellas, puedes pasar de una etapa de actividad a quietud, en donde tu cuerpo puede enfriarse.


Otra cosa útil es una esterilla, porque habrá momentos en donde tendrás que tumbarte en el suelo. En otras, la esterilla te servirá para sentarte cómodamente y continuar con algunos ejercicios pasivos.


¿Cómo me apunto para hacer a Meditaciones de OSHO en Cáceres?


Puedes llamar o enviarme un mensaje de WhatsApp al teléfono +34 693 44 985 para informarte de las actividades que realizo en Cáceres. 


Mi nombre es Emilio y soy facilitador de Meditaciones de Osho. Por lo tanto, estoy preparado para ayudarte a experimentar una bonita experiencia con esta actividad. 

 

Aquí abajo te dejo un vídeo producido por OSHO international. En él se nos introduce en las meditaciones y el entorno que rodea e inspira a esta iniciativa humana y cosmopolita.




No hay comentarios:

Publicar un comentario