TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

31 de mayo de 2018

Cartas invertidas en el Tarot



El tema de las cartas invertidas en el Tarot es un debate siempre vivo que nunca falta en foros y grupos relacionados. Sin embargo, en este ultimo tiempo prevalece el Laissez Faire. Siendo cada uno libre de elegir la mejor forma de interpretar las cartas.

Ya no hay peleas ni discusiones sobre si usar cartas invertidas es la única forma posible de leer el Tarot. Y esto es porque, a final de cuentas, todos nos hemos dado cuenta que lo que importa es acertar o ser preciso en las interpretaciones, más que divagar sobre cual es el mejor método para poner las láminas de cartón sobre el tapete.

Aún así y respetando a quién las lea invertidas, yo tengo una opinión al respecto que comparto a continuación. Sin ánimo de evangelizar, sino con la única intención de que el novato o aprendiz pueda tener más puntos de vista para contrastar y elegir el sistema que más le convenga.

Por qué algunas personas leen cartas invertidas


Muchas personas leen cartas invertidas porque esta es la forma que tienen de separar e identificar el aspecto positivo y negativo de las mismas. Esto les permite organizar sus tiradas mentalmente, sin confundirse.

Es lo que yo llamaría interpretación de la vieja escuela. Que no es un mal método pero sí me parece un camino más largo para llegar al mismo resultado que puedo lograr aplicando un método mucho más simplificado.

Cartas invertidas ¿Por qué dejé de leerlas?


Porque llegué a la conclusión de que todas las cartas son neutras y pueden adoptar distintos significados según la forma en que esté formulada la pregunta. No siendo importante la posición en la que aparezcan en una tirada.


Hay personas que indican que una carta invertida vendría a ser el aspecto negativo de la carta, mientras que otras dicen que solo entrega matices adicionales. Para mi, sinceramente, entrar en esas divagaciones es marear la perdiz. Hacer doble trabajo


Y digo doble trabajo especialmente para un aprendiz que ya no solo tendrá que memorizar el significado de las cartas al derecho sino que además lo tendrá que hacer en posición invertida. Es decir, pasará de memorizar 78 cartas a memorizar 156. 

Algo poco práctico, considerando que hay atajos lógicos que permiten hacer el mismo trabajo, sin necesidad volver más complejo el proceso.


Quién lee cartas invertidas no entiende cómo una sola imagen en posición normal puede tener dos significados de forma simultánea. En teoría, su mente no logra discernir los matices y necesita crear un sistema que enfatice en las posiciones para así obtener los significados que de otra forma no podría comprender


¿Y si sin querer me salen cartas invertidas? ¿Qué hago?


Algunas personas creen que por una cuestión estadística siempre en una tirada van a salir cartas invertidas y eso no es cierto, si eres tú mismo el que controla la disposición de las cartas. 

Por ejemplo en mi caso, me gusta siempre tener mi baraja ordenada y con las cartas al derecho. Entonces, si estoy en una consulta telefónica en donde seré yo quién deba elegir las cartas de la baraja, procuro hacerlo de manera tal que todas me salgan siempre al derecho. Y nunca fallo con el sistema. Todas me salen al derecho.

Luego, si estoy en una consulta presencial y es la persona la que elige las cartas y la pone de tal forma en el tapete que esta aparece invertida, pues yo voy y la pongo en posición normal. Y no pasa nada. No se abrirá un portal dimensional ni aparecerá una garra gigante para llevarte al infierno de los tarotistas. Repito: no pasa nada.

El ejemplo del vaso con agua


Una forma de entender todas las definiciones que pueden tener una carta sin necesidad de considerar si está al derecho o invertida es imaginando un vaso con la mitad de agua. Técnicamente el vaso está medio lleno y al mismo tiempo medio vacío. Podríamos hacer distintas preguntas y habría disparidad en las respuestas.

¿El vaso está lleno de agua? definitivamente NO.
¿El vaso está completamente vacío? definitivamente NO.
¿El vaso está medio lleno de agua? definitivamente SÍ.
¿El vaso está medio vacío? definitivamente SÍ.

Si te fijas, el vaso siempre ha sido el mismo, no ha cambiado de posición. Pero la forma en que hemos preguntado a cambiado el resultado de la respuestas

Ese es el concepto clave para entender porqué no es la posición física de la carta la que define su significado sino la pregunta o la perspectiva inicial que le damos al asunto en donde esa carta será utilizada. 

Conclusión


Hace poco compartí en otro artículo un ejemplo en donde hablaba del aspecto negativo de la carta El Sol. Algo paradójico, considerando que se suele considerar una carta muy positiva. Pero lo cierto es que puede ser negativa en una tirada, sin necesidad de leerla invertida.

Esto demuestra que las cartas pueden tener muchos matices  independiente de que estén al derecho o invertidas. Una idea que además refuerza mi concepto de economía de recursos mentales para leer el Tarot, que en palabras de a pie quiere decir...

No te líes en los detalles innecesarios y enfoca en lo importante, que es tu capacidad de interpretar e intuir los resultados


2 comentarios:

  1. Hola! Muy buen artículo. Me dejó pensando en lo último que mencionas sobre la carta El Sol. Te refieres a que podría significar algo negativo en relación con otras cartas dentro de la tirada? Me cuesta trabajo pensar en ejemplos claros donde El Sol sea definitivamente algo negativo. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Puedes leer el otro artículo en donde hablo de ese tema en el siguiente enlace: https://aquariantarot.blogspot.com/2018/03/cuando-el-sol-no-es-todo-lo-bueno-que.html

      Eliminar