La Muerte no siempre simboliza la muerte




Te aparece La Muerte durante una lectura de cartas de tarot y tu cara se deforma por el terror. Las peores cosas vienen a tu mente y quieres meter la cabeza en el suelo como un avestruz. Pero déjame decirte que La Muerte no siempre simboliza la muerte.

Esta carta es quizá la más potente del tarot y, paradójicamente, la que tiene un montón de definiciones flexibles que se adaptan a cualquier situación.

Parece que la hacemos flexible porque en realidad le tenemos miedo a su aspecto inexorable. Porque, en cierta forma, no soportamos los finales tajantes y definitivos.

Es mucho más fácil tragar que La Muerte es una transformación que da paso a otra cosa, que suponer que ella representa el final de todo y de todos. Un último suspiro del cual después no se sabe nada.

Y quizá sea así ¿sabes?
Quizá no haya un mañana ni un después.


Es esa versión de La Muerte la que más duele. Decir adiós a padres, hijos, hermanos, abuelos y vecinos simpáticos. Decir que nunca más volveremos a ver a aquellos que alguna vez abrazamos con rabia porque no queríamos que se fueran.

Yo he visto muertos. He estado en funerales propios y ajenos. He sentido el aroma de los que ya dieron su último suspiro. He sido soldado en medio de batallas. He perdido amigos, familiares y cosas. He perdido, a veces, mi propia identidad.

He muerto, también. De manera metafórica y tan real como en una película de ciencia ficción. Pero, por arte de magia sigo aquí. Hablando contigo, con ellos y con los demás.

He aprendido a palos que La Muerte no es muerte nunca. Y que la muerte, esa de la que tanto hablan en el telediario y en los periódicos, es una palabra que asusta y que muchos usan para ponernos tristes. Para que olvidemos reír.

Lo aprendí porque después de contemplar mis propios muertos y de sentir miedo por estar solo, todavía me quedaba una sonrisa rabiosa. Algo que late por debajo de todas estas cartas de tarot, de mi piel y mis cicatrices. Un alma. Una conciencia que todo lo puede y que todo lo ama, incluso con aquello más terrorífico que quema su corazón.

La pérdida, el que no estés tú y el que no esté yo. El que no haya nadie y que todo esto sea un insoportable vacío lleno de ansiedad. En medio de todo eso mi sonrisa no se resiste. Una esperanza de fuego que me quema los poros y me hace volver siempre al mismo punto. Aquel sitio en donde La Muerte apareció delante de mis ojos. Ese mismo sitio al que quiero que regreses tú, cuando veas esta carta en tu lectura de cartas.

Porque amigo mío, amiga mía, La Muerte no siempre simboliza la muerte. A veces simboliza un abrazo fraternal y una sonrisa rabiosa.

 

 

Si tienes dudas sobre alguna situación y piensas que el Tarot podría ayudarte, contacta conmigo para una lectura de cartas. Para elegir el sistema de consulta que mejor se adapte a ti haz clic aquí.

 

 

 

0 Comentarios

¿CÓMO PEDIR UNA CONSULTA DE TAROT?

Desde esta página puedes pedirme una lectura de tarot telefónica, presencial o escrita por correo o WhatsApp. Para saber cómo pincha en el siguiete enlace: